Se cumplieron 30 años de la boda soñada entre Charles Spencer -hermano de la princesa Diana- y Victoria Lockwood, pero lo que parecía un cuento de hadas termino en escándalo, hoy les cuento el turbulento pasado de la madre de Kitty Spencer.

Fue en 1989 que Victoria Lockwood se comprometió con el hermano de la princesa Diana a las seis semanas de haberse conocido, ella era una joven muy atractiva que había hecho un  poco de modelaje. Nueva al mundo de la aristocracia, su matrimonio fue turbulento, con 24 años se convirtió en figura publica, miembro de un elite desconocido, la vida en Althhorp fue dura. Las drogas, el alcohol y la anorexia fueron factores para que su matrimonio se fuese desquebrajado.

bb61d2ec-5f1f-47fa-a154-d5986c0dd937

85a8ee4a-8135-4d0d-b685-864b17257823

Lady Kitty Eleonor Spencer, quien hoy goza de gran popularidad como embajadora de marcas como Dolce Gabbana y Bvlgari, nació poco después del primer aniversario de sus padres. Las gemelas Eliza y Amelia llegaron dos años después, finalmente el ansiado heredero Louis en 1994. Pero, aunque a las afueras el matrimonio parecía ejemplar, Victoria vivía una autentica pesadilla, incluso confeso – a un medio británico – que el suicidio había pasado por su cabeza.

9936fac2-0cd7-4526-853d-3d6eb5ce8038

Conscientes de la crisis que atravesaban, Charles y Victoria se mudaron con su familia a Cape Town en Sudáfrica, lejos de la lenta paparazzi en un intento por salvar su matrimonio. Victoria había tenido una aventura amorosa, finalmente en 1997  y en medio de la tragedia que la familia Spencer vivía con la muerte de la princesa Diana, Charles y Victoria anunciaron su separación.

La pareja negocio su divorcio en las cortes de Sudáfrica, los niños se quedaron con la madre quien continuo su  lucha contra las adicciones y la depresión. Charles que ya se había tomado posesión de Althorp como Conde volvió al Reino Unido. Tras largos años alejada de los medios su nombre volvió a escucharse cuando tuvo un hijo con el ex modelo Jonathan Aitken, poco después contrajeron matrimonio.

Victoria se divorcio en 20009 y rara vez fue vista públicamente, su hija Kitty mostraba en ocasiones fotografías viejas o de su infancia junto a Victoria. Fue el año pasado cuando Victoria reapareció públicamente en Windsor, la ex Condesa asistió junto a sus hijos a la boda del que un día fungiera como su paje de bodas: el príncipe Harry.

Aunque su hija Kitty fue quien acaparo los titulares y fue nombrada la mejor vestida de la boda del año, la presencia de Victoria en el mismo  lugar que su ex marido quien en condición de tío y Conde también estaba presente. Visiblemente delgada, con el rostro muy envejecido debajo de una red en su tocado, camino a la Capilla de San Jorge, ya no se veía tan guapa y glamourosa como en sus años de modelo. La lucha de Victoria por vencer sus enfermedades ha sido difícil, sin hablar abiertamente es evidente su apariencia a sufrido los estragos de un camino difícil.

Victoria continúa viviendo en Sudáfrica, ahora criando a su hijo Samuel, pero recibe la visita de sus hijos y también pasa tiempo en Londres con ellos, a sus casi 54 años y tras vivir una vida turbulenta, hoy esta feliz y viva.

-R,

#reginatelocuentamejor