Por: Rafael Micha

Así como dice la polémica canción de Lissy, me tocó ahora a mí hacerlo con motivo de la publicación de la lista de los 60 restaurantes por la revista Gentleman. Javier Fernandez Angulo -Director editorial convocó a un selecto grupo de glotones y foodies profesionales una cena muy especial “a cuatro manos” en Millesime. Y aquí el disclaimer: cometer frecuentemente del pecado capital de la gula no te convierte automáticamente en crítico profesional de comida “ni apto para promocionar chocorroles en Instagram” –tal y como dice @What The Fffake oséase “no quiere decir que influyes” ni aun cuando en tus redes sociales sólo publiques fotos de comida y restaurantes. Por el contrario, cada uno de los miembros del súper kosher jurado recibimos el estudio de nuestro menú genético con un menú diseñado al ADN de cada comensal. Sin pensarlo confirmé y asistí asap. Nunca he recibido una invitación como la op cit y me pareció –además de una cortesía por haber participado con mis sugerencias gastronómicas los últimos años- algo insólito y muy diferente. Nada como mi fav evento Millesime que se celebra en noviembre, las aventuras gastronómicas con mi consen Deby Beard, o las escapadas con Valentina Ortiz Monasterio y su Paladar y The 50 Best. Y así, con más de un mes de anticipación –y gracias a las gestiones de Jenn Rossbach -Gerente Comercial de Gentleman pasaron a tomar una muestra para la prueba genética la cual consiste tan sólo en frotar el interior de la mejilla con 3 isopos y esperar 3 minutos a que sequen. Apenas 10 minutos.  La selección de los 60 mejores restaurantes Gentleman en nuestro país permite jugar al juez “oficial” y distinguir lo más destacado de la gastronomía de nuestro país. Ahora, por primera vez, todos los jueces convivimos en una cena en Estudio Millesime. Gentleman  –donde también colaboro frecuentemente- (por si ocupa) siempre ha estado en la vanguardia de la industria de las revistas editoriales para hombre y Javier ha tratado en la medida de que ha sido posible en ir contra corriente con su publicación al destacar por historias únicas, hacer la selección de portadas de personajes con mérito propio y, navegar vs. los designios de los anunciantes, los viajes de familiariazación y la presión misma de la industria en donde la cobertura editorial parece más de una vez en anuncio pagado (o en reciprocidad). Las revistas le llaman de muchas maneras: bespoke, contenido pagado, publirreportajes, return on investment –retorno en inversión vs. cobertura editorial y así. Con los cambios en la industria cada vez más los anunciantes demandan inclusión editorial que justifican por el monto de sus inversiones publicitarias, quid pro quo por “viajes”, invitaciones y más, más, más. Poco pueden hacer los editores ante las presiones de los publishers y de sus clientes. Pero regresando a los cromosomas, a x y y y sus combinaciones únicas e irrepetibles así la cena para presentar el especial gourmet 60 restaurantes que merecen ser destacados en ésta tercera edición. El objetivo no es seleccionar el restaurante más caro o el más galardonado ni pretencioso. Valoramos todos los jueces, además de la calidad y los sabores, una cocina de primer nivel, la presentación, innovación, creatividad, servicio, la decoración del lugar, ubicación, ambiente y satisfacción. Yo sacrifico all of the above por lo que dicen los franceses: “la atmosphére”. Presentado por VOLVO (que además mandaron su modelo S60 como parte de la experiencia) se publica la lista en el número de septiembre. A cada juez le pidieron nombrar sus cinco restaurantes favoritos que reúnan todos esos valores. Comer un menú con ADN propio: ¿canibalismo? Conste que es pregunta.

PD Aquí cada quince días, lo que sí importa.

Y semanalmente Post Script en RSVP Excélsior. Y no dejes de seguirme en Instagram para que veas todo lo que sucede y leerme en Twitter ambos como @rafaelmicha y lee todas las columnas en la web en www.radarmicha.com

Foto: Homero Alemán – Fine Art Photography