Uno de los padecimientos que aquejan a la mayor parte de la gente en una ciudad como La Ciudad de México es el estrés. Siempre estamos corriendo de un lugar a otro para lograr ganarle al tráfico de la gran urbe y eso genera tensión no sólo a nivel muscular sino en nuestro sistema nervioso.

Este es un tema en el que me he sumergido porque siempre he sido de las personas que trabaja con altas exigencias de tiempo y calidad de servicio que brindo, así que me he hecho experta en tener la sonrisa perfecta aunque las cosas no estén fluyendo precisamente como lo había planeado, este estrés escondido durante el día muchas veces nos cobra la factura por las noches.
Puede ser que nos cueste trabajo bajar revoluciones para conciliar el sueño o simplemente empezamos a apretar ciertas partes del cuerpo que dejan salir lo que durante el día estuvimos guardando.
Comenzar con una práctica personal de meditación, respiración profunda y consciente, así como cantar algunos mantras es algo que ayuda muchísimo para iniciar o terminar el día de manera positiva y relajada.
Los mantras son sílabas, palabras o grupo de palabras en sánscrito que se cantan en repetidas ocasiones (108 para ser más precisa) y que van cambiando la frecuencia vibratoria de nuestro cuerpo. Esta técnica funciona muy bien cuando la idea de meditar nos causa un poco de temor. Una vez que vayas avanzando en estas practicas descubrirás que a la meditación no hay que temerle sino agradecerle.
Las situaciones que nos preocupan de día tienden a cobrar dimensiones inimaginables durante las noches y nos pueden costar horas de sueño o despertarnos con el ritmo cardiaco alterado y hasta con altos niveles de sudor.
Es importante recordar que si te sucede una de estas cosas, no estás volviéndote loco y no estás solo. Hay mucha gente que lo experimenta y tiene solución desde la perspectiva de manejo de energía, como lo dije en el párrafo anterior, con terapias y con el apoyo de ciertos suplementos alimenticios, totalmente naturales.
Una de las primeras sustancias que se agotan en nuestro cuerpo cuando estamos tensos es el magnesio, mineral primordial para el correcto funcionamiento del sistema nervioso central. La ingesta de ciertos complejos de vitaminas B también apoya al funcionamiento de este importantísimo sistema y ya entrados en cuestiones específicas hay también aminoácidos y demás hierbas medicinales que pueden apoyarnos cuando sentimos que nuestra actitud positiva no alcanza para manejar ciertas situaciones que inevitablemente nos suceden.
Yo puedo apoyarte en el tema alimenticio y de suplementación pero también cuento con aliados para apoyarte en temas energéticos y emocionales.
No dejemos que el estrés cotidiano nos maneje, hagamos frente común a los problemas, hagamos comunidad.
Tatiana Solana
-R,
#reginatelocuentamejor