A unas horas de que su hijo Louis Ducruet contraiga matrimonio con su novia de toda una vida, recordemos aquellos romances que la princesa vivió, algunos tormentosos, otros apasionados pero sin lugar a dudas siempre polémicos.

Corría el año de 1980 y Mónaco estaba en el ojo del huracán, la familia real monegasca estaba en boca de todos, lo único que se leía en los periódicos y revistas era el escándalo que la princesa Carolina y su entonces marido Philippe Junot protagonizaron. Tras dos años de matrimonio –un matrimonio en el que Rainiero ni Grace estaban de acuerdo- la pareja se divorciaba después de que la princesa descubriera las infidelidades del playboy.

d452e4e0-0e38-4039-9e68-0624af4c6df9

A la distancia, Estefanía veía el espectáculo, era todavía una niña cuando fungió como dama de honor de su hermana, poco tiempo después Estefanía ya adolescente comenzó a hacerse notar en la prensa, era muy linda y simpática, Rainiero no tenía ojos más que para ella, dicen que ese fue su error, consentirla tanto y consentirle todo. Cuando Carolina se divorció de Junot, Estefanía ya tenía 15 años y comenzaba su primer noviazgo, se trataba de Paul Belmondo hijo del actor Jean Paul Belmondo, parecía un romance tierno e inocente.

Pero de inocente no tenía nada, Estefanía se rebeló muy temprano, quiso vivir su vida muy pronto, en 1982, la joven quería mudarse a vivir a Paris con su novio, dejar los estudios y vivir su vida. Grace y Rainiero no lo iban a permitir, no dejarían a Estefanía hacer su voluntad, menos viendo lo ocurrido con Carolina y su estrepitosa boda. Entonces surge la versión de la famosa y acalorada discusión entre madre e hija mientras Grace iba al volante en la carretera, poco después el trágico final de la princesa, cuando su auto se volcó.

Estefanía fue consolada por su novio, la princesa y Belmondo continuaron su noviazgo pero tres años después todo se terminó y hubo un tercero en discordia. El verano de 1983 Estefanía inicio otro nuevo noviazgo, ahora con Anthony Delon –hijo de Alain Delon- el triángulo amoroso hizo regar pólvora, los padres de estos jóvenes no solo eran los actores más populares en Francio sino que además eran excelentes amigos.

Después de un tiempo Estefanía y Anthony dieron por terminado su noviazgo –dicen que el la cambio por Brooke Shields- pero eso no importó, Estefanía todavía podía sorprender al mundo. En 1986 mientras Carolina esperaba la llegada de su hija Carlota, Estefanía fue noticia por tener un noviazgo con John F. Kennedy Jr., parecía serio hasta que la princesa dejo al príncipe de Camelot por Rob Lowe, la joven se fugó a los Ángeles con el actor y fueron objeto de mil portadas de revistas. Y realmente eran una pareja muy atractiva.

Fue en esa época que Estefanía quiso incursionar en el mundo de la música y luego de sus sonado romance con Rob Lowe y otro con Christopher Lambert, la princesa inicio un noviazgo muy serio con el productor discográfico Ron Bloom con quien vivió en Los Ángeles. Él fue el encargado de apoyar la carrera musical de la princesa pero tras los fracasos de sus discos, el romance también fracaso. Entonces la princesa regreso a Mónaco. Y el amor no se haría esperar, fue cuando se reencontró con el empresario francés Jean-Yves Lefur, amigo de su hermano Alberto, que no solo la conquistó a ella, sino a toda la familia. El compromiso se anunció y se esperaba con ansia la gran boda de Estefanía pero todo se acabó cuando Estefanía se enredó en 1991 con su guardaespaldas, Daniel Ducruet.

Con 26 años, Estefanía anuncia será madre, el padre de su hijo era Daniel Ducruet, su guardaespaldas. Estefanía se convirtió en madre soltera, su hijo Louis nació en noviembre de 1992 y dos años después llegó Pauline. En 1995 y con dos hijos, Estefanía se casó con Daniel, una discreta boda en palacio. Solo para que un año después otro escándalo llegara a Palacio, esto en 1996 ha tan solo un año de su boda, Estefanía pidió el divorcio a Daniel Ducruet y volvió a arder Troya, Daniel haba sido captado siendo infiel, las imágenes dieron la vuelta al mundo. Dos años después cuando todo parecía paz, Estefanía volvía al ataque, otro guardaespaldas, otro embarazo. Su tercera hija Camille, esta vez con Jean Raymond Gottlieb nacía en 1998.

Pero ni con una tercera maternidad las cosas cambiaban, Estefanía continuaba desafiando al mundo, se marchó con la caravana de un circo para seguir a Franco Knie, un domador que creyó era el amor de su vida, un aña después Estefanía dejaba la carpa del circo para regresar a Palacio  y continuar dando problemas. Estefanía se casó por segunda ocasión en 2003 con Adan Lopes Peres, diez años menor que ella, otro golpe para Rainiero quien no hablo con su hija en una larga temporada, un año, básicamente lo que duro el matrimonio, y nuevamente Estefanía fue recibida en palacio.  Esta vez para despedir al verdadero hombre de su vida, su padre.

Rainiero falleció en 2005 poco después de que Estefanía cumpliera 40 años, desde hace mucho la vida de la princesa transcurre tranquila, dedicada a las organizaciones benéficas y a lo más importante: sus hijos. Este sábado Louis se casa con su novia Marie, tras un largo noviazgo, quizás es ahora en esta etapa cuando Estefanía más feliz es, aunque con ella nunca se sabe, quizás nos vuelva a sorprender con un nuevo amor.

XOXO

Eugenia Garavani

 

#reginatelocuentamejor