Por: Marta Elizalde

Llega el verano y es la época de cambiar de actividades, el viaje, el curso o trabajo de verano.

Para muchos de nosotros era el momento de empacar para irse seis semanas a un lugar que era difícil de explicar: a tender nuestras camas, ir marchando y cantando a comer, nada de ver televisión ,mucho deporte, andar uniformados, hacer mucho deporte, todo era competencia, las famosas Duties las noches platicando afuera del Schak o en las bancas de la pista de hielo para huir del calor,  esperar días para comer pizza de Papás, caminar y caminar bajo el sol y lo “peor” ¡Clases y despertarse temprano con alarma, un grito por el pasillo y un cañonazo!

Sin duda estoy y otros muchos recuerdos son parte de los veranos en Culver, ese lugar cerca de Chicago, donde hace mucho calor y donde los “Summer Camps” y lo que significa para muchos de nosotros son difíciles de explicar, desde que nuestros papás esperaban que mejoráramos nuestro inglés y nos juntábamos con puros latinos!

bd5806fb-bee7-4cf8-84f7-f5ce3dafb872

A Culver solo lo entienden los que han ido” y son amistades de por vida.

Y compártenos ¿Cuál es el mejor recuerdo que tienes de tus veranos ahí?

Screen Shot 2019-07-23 at 11.21.52 AM

#reginatelocuentamejor