revangedress

Por Eugenia Garavani

Dicen que no existe peor enemigo que una mujer despechada. Pero también: la moda no tiene mayor emoción que cuando se despliega con el propósito de expresar rabia o una dosis indiferente de “mira lo que te estás perdiendo”. Y la princesa Diana lo sabía, tras la humillación que vivió cuando su marido admitió amar a otra mujer, para dejar claro que y no solo para salvar su orgullo sino además por amor propio, la princesa le dio a Carlos, a Camilla y al resto del mundo una lección.

El 29 de junio de 1994, la noche que el príncipe Carlos otorgo la entrevista a Jonathan Dimbleby donde confeso haber tenido una relación extra marital con su actual esposa, la princesa Diana no le dio tiempo al mundo para que sintieran pena por ella, ella se puso el vestido más sugerente y acudió a la tradicional fiesta de Sepentine Galleries, causando sensación alrededor del mundo, cual icono de estilo que era Diana. A pesar de estar separada y alejada del Príncipe Carlos desde 1991, Diana todavía tenía un elegante resplandor, incluso  este vestido rompía el protocolo real.

download (2)

Dos cosas sucedieron en esa fatídica noche: la princesa Diana hizo una aparición pública en una fiesta organizada por Vanity Fair y el documental del príncipe Carlos se estrenó en la televisión nacional. El documental se realizó en un esfuerzo por devolver al príncipe Carlos una imagen más comprensiva después de su separación de Diana, quien fue amada por todos como “la princesa del pueblo”. Desafortunadamente, la intención de la entrevista fue contraproducente cuando el entrevistador le preguntó a Carlos en la pantalla si Había sido “fiel y honorable” a Diana durante su matrimonio. “Sí”, respondió el príncipe Carlos. “Hasta que se rompió irremediablemente, ambos lo intentamos”. Su sutil confesión fue todo lo que hizo falta para que el príncipe volviera a caer.

“Llamamos a eso” El vestido de la venganza “[porque] lo llevaba la misma noche que el príncipe Carlos confesó su adulterio con Camilla”, dijo Kerry Taylor, cuya compañía subastó diez de los vestidos de Diana en 2013. “Si bien algunos hubieran estado como, ‘no puedo enfrentarlo esta noche’, Diana salió con ese vestido luciendo increíblemente hermosa. Ella hizo una gran declaración allí mismo”.

shutterstock_231134r-753x1024

Pero quizás nunca sepamos las verdaderas intenciones de Diana de usar el icónico vestido negro, ya que la diseñadora Christina Stambolian reveló que el vestido se había hecho para Diana tres años antes de esa aparición en medio del escándalo. En ese momento, la princesa estaba demasiado nerviosa para usarlo porque dijo que era “demasiado atrevido”. De hecho, Diana había planeado inicialmente usar un vestido de Valentino hasta que su atuendo de elección fuera publicado ante la prensa antes del evento. Según los informes del Telegraph. En su lugar, hizo un cambio de último minuto y optó por el vestido negro. Anna Harvey, su ex estilista, dijo que quería “lucir como un millón de dólares” esa noche. Si el vestido era el pequeño acto de venganza de Diana, seguro que parecía un millón de dólares haciéndolo.

tumblr_m3u8q3c6uL1r0j6mso3_500

A 25 años de esa noche, recordamos aquel momento como una de las apariciones más memorables de la princesa, esa noche donde lucia regia, hermosa, atrevida y sobre todo dispuesta a mostrarle a su marido y al resto del mundo que no era tan sencillo derrotarla, con un vestido sugerente y elegante envió en mansaje muy claro y una vez más hizo historia, así recordamos a la princesa y su “revenge dress”.