Por Alexis Mustri

Toda la vida pensé que la felicidad era un constante estado, hasta que descubrí que la vida se trata de entender que se basa de ciertos momentos que nos dan felicidad. La semana pasada platicamos sobre los apegos y como pensamos que ciertas cosas nos darán la felicidad, esta semana averiguamos simples pasos para ser más felices.

Los humanos no somos muy buenos entendiendo el significado de la felicidad, pensamos que tiene que ser muyyyyyyy muy grande esta felicidad para que nos dé felicidad, pero en realidad la felicidad son esos pequeños momentos los que nos llenan en la vida. Por ejemplo, un momento de JOY pude ser disfrutar el café que más te gusta.

Debemos de dejar de estar esperando, esperar a que algo mejor venga, siempre soñamos en un mejor puesto, en el trabajo en ganarnos la lotería, etc. Pensamos que algo más nos dará la felicidad y que siempre siempre estaremos mejor que en el lugar que estamos.

“Don’t be afraid to be happy”: Dr.Drené Brown. Esto puede sonar raro, pero en ocasiones nosotros mismos nos saboteamos nuestra propia felicidad y la felicidad puede ser a lo que más le podemos llegar a tener más miedo. Debemos de estar agradecidos por esta felicidad que estamos teniendo.

Recuerden que cuando dejamos de esperar a que suceda la felicidad y la cultivamos en el presente, cada resultado mejora.

¿Qué las hace felices a ustedes? Déjenos sus comentarios y acuérdense:

“Do more of what makes you happy”.