sleep

Mis queridos, una semana más llega a nuestras vidas y en un cerrar y abrir de ojos el fin de semana ha pasado como estrella fugaz.

Si eres de los miles de millones de personas que piensa que el lunes es el día de la semana más pesado (y siempre lo será así) leer esto, quizás, te de un poco de paz.

Desde hace algunos miles de años, el primer día de la semana se ha convertido en todo un drama para las personas ya que además de que es el día en el que regresan a “su realidad”, pareciera que es el día que nos recuerda que tenemos responsabilidades y preocupaciones. En realidad no existe una edad para subir esto pues si se ponen a pensar, desde que eres niño hasta que eres adulto, decirle adiós al fin de semana y comenzar una nueva semana siempre ha sido complicado. Pero, ¿a qué se debe esto? ¿Es algo cultural que podemos cambiar o siempre viviremos así? Ok, aquí te explico.

giphy (2).gif

Primero, está científicamente comprobado que dormir y descansar en exceso durante el fin de semana puede dañar tus patrones de sueño y dejarte fatigado al comienzo de la semana.

Segundo, también está comprobado por la ciencia que los lunes pesamos más y somos propensos a las imperfecciones y brotes de la piel al comienzo de la semana. Además. ¿sabías que los lunes son el día más común para sufrir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares?

giphy (3).gif

Tercero, por lo general la preocupación de un lunes comienza el domingo por la tarde, lo que significa que las últimas horas de tu fin de semana se ven afectados debido al precipitado Monday Blues que estás sufriendo.

Cuarto, y aunque no está científicamente comprobado es un hecho que muchos siguen sufriendo las consecuencias de los excesos que vivieron el fin de semana y están atravesando la ya famosa cruda de dos días.

giphy (4).gif

Y quinto, es un hecho que nos sentimos absorbidos por nuestro trabajo y es como si no sintiéramos tiempo para uno mismo. Por eso, sentimos que nos desprendemos de la vida que amamos y quisiéramos vivir diario.