The good part about goodbyes…

prin copy
¿Se acuerdan que les conté que estaba viviendo en Nueva York? Bueno… mis días aquí llegaron a su fin. ¿Regresaré a vivir aquí? Aun no lo sé, probablemente sí. De cualquier manera, cerrar este capítulo me hace recordar por qué odio tanto las despedidas, por qué se me hace tan difícil decir adiós.
Durante estos meses, traté de trabajar con la idea de que la felicidad no viene de un lugar, una cosa o una persona, sino de una misma. Cuando tomé la decisión de venirme a vivir acá, tuve que elegir con que cosas quería subirme al barco (ya que aquí siempre se vive con un espacio limitado). Al no poder traerme todo lo que yo creía necesario para sobrevivir, me di cuenta cómo es que vivimos con tantas cosas y cómo con tan poco uno puede vivir. ¡No quiero que piensen que hay que ser conformistas! Simplemente me di cuenta que nos cuesta mucho trabajo desapegarnos de las cosas, las situaciones y las personas.
unnamed-1
La verdadera pregunta es: ¿cómo manejamos el apego? A lo largo de este viaje, aprendí que la vida es un misterio y que todo se basa en reinventarnos.
Cuando dejamos atrás algo, pensamos que lo hemos perdido todo y que sin ello no seremos felices… la realidad es que el apego a las cosas desaparece por sí solo cuando ya no buscas encontrarte a ti misma en las cosas.
El secreto para desapegarnos está en vivir en el presente y eso es lo que estoy intentando hacer. Siempre tengo la costumbre de estar pensando qué voy a hacer después, qué sigue. Pero cuando estamos viviendo el presente, no existe el pasado ni el futuro, solo existe este momento.
Ahora viene la segunda pregunta: ¿cómo le hacemos para vivir en el presente? Antes que nada, hay que exhalar muy pero muy profundo y empezar a estar conscientes de nuestra respiración.
Seguramente vendrá una duda: ¿cómo planeo el futuro entonces, si debo vivir en el presente? Sobre esto, el escritor Eckhart Tolle dice que debes planear el futuro, solo no debes de perderte en él.
No debemos pensar que, cuando finalmente podamos hacer algo o tener eso que tanto queremos, seremos felices.
Acuérdense que no es malo decir adiós a las cosas o las situaciones. Siempre podemos estar rodeadas de cosas o personas, es sólo que no debemos darles tanto peso, debemos recordar que la felicidad proviene de una misma. Como dice mi amiga  Oprah: LIFE IS NOW.
unnamed-2

Deja un comentario