prin copy

La actriz mexicana recientemente nominada al Oscar es un ejemplo de tenacidad, una mujer talentosa que nos inspira con su historia de vida.

Marina de Tavira es un nombre que tenemos fresco en la memoria, la responsable de dar vida a Sofía en la cinta “Roma” pero también es una mujer que a lo largo de una carrera impecable.
Marina ha dado vida a un sin fin de personajes y ha hecho vibrar al público en teatro, cine y televisión, el éxito que estos días la rodea es sencillamente el resultado de lucha, esfuerzo y convicción. Los mexicanos diríamos “le hizo justicia la revolución” un pintoresco dicho nuestro pero en realidad las actrices trabajan apasionadamente, caso contrario al de su compañera Yalitza Aparicio, que con un solo papel se robó las miradas y los corazones de todos.
Marina se tomó su tiempo, la fama le llegó de golpe después de años de trabajar, pero el talento no, ese le llegó temprano, nació con el don. Este último año nos cautivó pero también nos hizo sentir orgullosos de la industria del cine en México, de contar con personas auténticas que dan lo mejor de sí, que se entregan al momento de escuchar la palabra ¡Acción!
Verla caminar en las alfombras rojas, verla disfrutar su momento, escuchar sus entrevistas nos hace creer en todo lo que podemos conseguir si nos lo proponemos, si trabajamos, si amamos lo que hacemos y sobre todo si conocemos nuestro potencial. Marina tu potencial es infinito y estoy esperando por el próximo gran personaje, la nueva obra maestra que nos regalaras, quiero seguir viendo como se abren más y más puertas, porque queremos ver más de ti, porque el mundo necesita más actrices como tú y más mujeres que inspiren como tú.

5b4953ce-bc02-4e8a-833c-c356b96c00ab

8dc50da8-162f-440f-baa0-fa956be583dc

18c67717-94d4-4b6e-b430-0d0d8b0861bf

968131d3-5575-4e72-b96e-967627e3891e

ca3337a8-c7c5-43a4-a9a7-1436ad6a1b64

dea9d532-2dcc-4695-bb5e-e25162b3055d

Por
Eugenia Garavani