La gratitud

gratituddestacada

 

Por Ivonne Olimón Hank

El vivir agradecidos es vivir abiertos para recibir más amor, paz y armonía.  Poder darle gracias a la vida por todo aquello que nos da es un regalo.  Y lo mejor de todo, es que este regalo lo tenemos a nuestra disposición 24 horas al día todos los días.

Es Tan sencillo como alimentar una amistad al darle gracias por lo que nos aporta nuestra amiga, sea un abrazo, apoyo incondicional, pura fiesta divertida o lo que nos traiga cierta amistad, para que ésta amiga nos quiera repartir aún más de su magia al sentirse apreciada.  Pues así mismo pasa con la vida, cuánto más demos gracias por todo lo bueno que nos llega en la vida, nosotros mismos llamamos más de lo bueno a nuestros días.  Parece que el alma se alimenta de gratitud; poder ver lo bueno de cada día y enumerar todo aquello de lo que podemos dar gracias eleva nuestra buena vibra.

Según un artículo de Harvard Mental Health Letter, la gratitud está íntimamente ligada con la felicidad; la gente agradecida tiende a ser más feliz que quienes no lo son.  Así que amigos, demos gracias todos los días.

 

 

Deja un comentario