eigenia

Fue hace 20 años cuando vimos a la única hija de la Duquesa de Alba llegar al altar, era la boda del año en Sevilla, Eugenia se casaba con un torero, pero la historia no duro mucho y el final fue amargo. Recordemos como fue la historia de amor de Eugenia con Fran Rivera.

fotonoticia_20140328124900_800 (1)

Fue hace tan solo unos día que volvimos a ver a Eugenia Martínez de Irujo portando la tiara de Eugenia de Montijo y que pertenece a la colección de joyas de la casa de Alba, la nostalgia nos invadió ya que coincidió con el vigésimo aniversario de su boda con Francisco Rivera Ordoñez, Eugenia lucio la tiara que llevaba aquel 23 de octubre de 1998 cuando en la Monumental Catedral de Sevilla y ante un gran número de testigos unió su vida a la del torero, convirtiéndose en una de las bodas más mediáticas y recordadas por la prensa del corazón.

francisco_rivera_cayetana_martinez_irujo

Se dice que Eugenia y Fran se conocieron siendo muy chicos, la Duquesa de Alba gran aficionada a la fiesta brava tenia amistad con Antonio Ordoñez –abuelo materno de Francisco- y fue justo en una visita del torera con su abuelo al palacio de las Dueñas que el mismo torera ha dicho que salió de ahí “enamorado hasta las cachas de Eugenia”, pero entonces era solo un adolescente. Sin embargo en 1992 con solo 18 años coincidió con ella, Eugenia de 24 años se quedó enamorada del joven novillero y le dio la oportunidad a pesar de ser seis años menor.

Durante dos años fueron un par de tortolos, resulta muy tierno verlos en las revistas, Eugenia apoyándolo en la plaza, además de que ambas familias estaban contentas con la relación pero en 1994 las cosas se enfriaron y Francisco y Eugenia terminaron su noviazgo. Eugenia comenzó a salir con otros chicos incluso con otro torero Miguel Báez “El Litri”.

f2cf61d2a55ff50e54b5a24bf15f6ee8

Y un buen día en el año 1997, Eugenia y Fran se reencontraron y la chispa volvió a surgir con más fuerza, tanto que el torero le propuso matrimonio y Eugenia acepto. Fue una boda de cuento de hadas, Eugenia entro del brazo de su hermano Cayetano a Catedral y Francisco llego junto a su madre Carmina, fue una boda por todo lo alto. La Infanta Elena y su ex marido Don Jaime de Marichalar fueron los testigos de honor y la recepción en el palacio de Las Dueñas fue inolvidable. Tan solo un año después se convertían en padres de Cayetana, la pareja no podía ser as feliz. Francisco tenía 24 años y Eugenia estaba por cumplir 30.

euge-rivera

Los años posteriores fueron una constante crisis, allegados afirman que el hijo mayor de Paquirri le fue infiel a Eugenia en muchas ocasiones, incluso antes de la boda. Para 2001 la pareja ya vivía por separado, aunque se le podía ver en Madrid en eventos sociales y parecían llevar una relación muy amistosa, medios pudieron captarlos incluso cariñosos. Se sabe ambos intentaron salvar la relación pero fue inevitable y en marzo de 2002 firmaron la separación legal, Eugenia informo por medio de un comunicado emitido por la agencia EFE “No habiendo sido posible salvar nuestras diferencias, hemos decidido de mutuo acuerdo proceder a la separación legal. Queremos manifestar que es nuestro deseo evitar especulaciones y solicitar a todos los medios informativos el mayor respeto posible, como el obtenido hasta ahora, a nuestra privacidad en estos momentos difíciles”.

198247-944-642

Y fue así que Eugenia y Fran pusieron punto final a su historia de amor pero no a su difícil relación. Las cosas se complicaron cuando en 2004 la relación entre Francisco Rivera y Carla Goyanes –amiga cercana de Eugenia- se hizo pública. La relación de años de amistad entre los Martínez de Irujo y los Goyanes Lapique se rompió y la propia Duquesa de Alba se sintió ofendida ante tal situación. Pero cuando pensamos que las cosas no podían ser más graves, tras terminar su romance con Carla, Fran dio la estocada final; inicio un noviazgo con Blanca Martínez de Irujo, prima hermana de su ex esposa.

Cayetana-Rivera.jpg

Todo se complicó, Blanca era la prima más cercana a Eugenia, su confidente y apoyo. Por si fuera poco Blanca abandono Milán y a su hija por el torero con el que se instaló en Madrid, incluso rompiendo con la relación de familia en la Casa Alba. El noviazgo duró tres años, tres años en los que Blanca paso de prima querida a persona non grata. Tras finalizar su relación Banca no solo perdió al que se trataba era el hombre de su vida, sino que además se quedó sin amigos y sin familia, teniendo que comenzar d cero.

.

Mientras que Francisco siempre gozo del aprecio de la Duquesa de Alba, que lo quiso como un hijo y siempre estuvo presente en su vida, fue inolvidable ver a Francisco bailar con la Duquesa el día de su boda con Alfonzo Diez entre otros momentos que nos regalaron. Francisco sufrió la pérdida de su ex suegra, ya que los lazos de amistad y amor entre ellos nunca se rompieron.

Veinte años a distancia y un sinfín de portadas de revista la relación de Francisco y Eugenia ha sido legendaria, cada paso, cada enfrentamiento, cada reencuentro, cada instante ha sido captado por las cámaras y documentado en la hemeroteca del corazón. La ex pareja que hace un año se enfrentó ante la mayoría de edad de su hija y mostrar su rostro por primera vez en el Hola hoy vive etapas muy distintas que los llevan a tener como ellos dicen “buen rollo”. Francisco se casó con Lourdes Montes en 2014, tuvieron una hija y se encuentran en espera de un segundo bebe.

.

Eugenia también ha rehecho su vida y tras algunos noviazgos sin importancia, ha vuelto a casarse con Narcis Rebollo. Hace un mes Francisco volvió a La Pizana donde vivió con la Duquesa de Montoro para celebrar la puesta de largo de su hija Cayetana, la verdad es que fue lindo verlos protagonizar una nueva portada de revistas y por amor a su hija dejan las rencillas atrás y disfrutan del presente. Nos hubiera gustado que esta pareja durara para toda la vida pero no fue así y aunque fue corta la faena, fue una faena inolvidable. ¡Ole!