lk

Mis Queridos, ¿qué tal el último capítulo de Luis Miguel? Yo sólo les puedo decir que cada vez se va poniendo mejor. Tengo muchísimas dudas sobre el paradero de Marcela. Pero después de hoy, creo que estoy empezando a entender un poco mejor.

Comencemos hablando de su sexytud cuando aparece cantando “Será que no me amas” en el estudio #hotness. Muchos dicen que Diego y Luismi tienen gran parecido y en mi opinión sí que lo hay. ¡Les juro que su body language es el mismo!

Claro esta, que todo el mundo sabía sobre la tensa situación de la relación entre El Sol y su papá, pues todos los medios se interesaban en esa parte olvidando en algunas ocaciones su carrera. El mismo se daba cuenta, ¿no? Y supo hasta donde.

Luis Rey me parece que cada vez se deja conocer mejor, y apoco no todos le seguimos agarrando rencor. Es imposible de creer la forma en la que trataba a su esposa y a su hijo recién nacido, parece que ni existían. Marcela sólo le pedía estar unos días en familia y le costaba todo el trabajo del mundo “ceder”. ¡Qué bárbaro! (Por cierto, no odiamos al actor, en serio su trabajo es increíble)

Sin duda, el highlight más importante de la historia de la noche, fue cuándo Luis Miguel se decide por empezar la investigación profesional para averiguar que es lo que había pasado con su mamá, y sí aunque eso implicara que la profesional tuviera que entrevistar a su papá. Quién con mucho cinismo respondió que se alegraba de que finalmente alguien hubiera hecho algo para saber la verdad.

Ya todos sabemos que el fue el último que la vio. Pero, ¿qué descubrimos está noche? Marcela vivía un infierno, pero no, nada era tan fácil de llevar cómo parece, pues con la llegada de su hijo Sergio, todo cambio. Ella entró en una soledad tremenda, no quería ni llevarse a su hijo a casa pues sin Mickey y Luis, ella se sentía aún más abandonada que nunca.

Incluso, pasaba días encerrada en su cuarto sin querer salir, mientras, Alex y su cuñada, se encargaban de la casa y de su hermano pequeño. La situación de Marcela se agravó, pues tuvo que asistir a un psquiatra para controlar su ansiedad. Recibió medicamentos y fue atendida.

Sin embargo, el problema de ella venía desde antes,  pues imagínense que a los dos años, su mamá los deje en un orfanato y no sea hasta los 13 que puedan conocer a su papá. Claro está, que ella tenía una huella muy fuerte de abandono y con ese esposo, pues peor aún.

Claro que me conmovió ver cómo Luis Miguel recibe la llamada de la investigadora y le pide que corra hacia España. Pues la noticia tan importante que tenía que revelarle al Sol, era justo todo este rollo de la depresión de Marcela. Muy linda, su “prima” Erika, lo consuela en medio del llanto. Y el finalmente confiesa “La extraño mucho, la extraño todos los días”. ¡¡NOOO MICKEY!! NO NOS HAGAS ESTO 😪😭😩

¿Y que me dicen de la foto? No puedo esperarme al siguiente domingo, les juro que se pasa eterno y me urge saber qué sigue.

Stay tuned!

-R

#reginatelocuentamejor