susy

Por Susy González

Cuando era niña soñaba con un día vivir en la playa, escribir cuentos y tener una hermosa casa con vista al mar. Con el paso de los años esa idea quedó en el inconsciente y continúe con mi vida: fui a la universidad, me gradué y comencé a trabajar en una editorial, una etapa muy divertida. Y como todo en la vida es un constante movimiento dejé de trabajar en aquella adora revista y después de probar las mieles del free lance, tomé un avión para el caribe mexicano para iniciar una nueva vida.

cenote

Hace algunas semanas me reencontré con Luisa, una amiga entrañable, quien nuevamente es mi editora pero ahora en el Mundo de Regina y mientras nos poníamos al tanto de lo que habíamos hecho en los últimos meses, me propuso escribir sobre “si es verdad que vivir en la playa te cambia la vida”.

En definitiva, sí, la vida cambia y para bien, por el hecho de moverte de tu zona de confort y por arriesgarte a hacer algo distinto. El escenario es el que tú elijas, puede ser al bosque, al desierto, que te despidan de tu trabajo o que tú lo dejes para comenzar de cero con nuevos proyectos, terminar una relación en la que ya no eras feliz o cambiar de círculo de amistades. Nada es estático en este planeta, el día se convierte en noche, la semilla se convierte en árbol, la tierra se mueve, las olas son calmas y al siguiente día azotan con fuerza y el río encuentra su cause. Si la naturaleza cambia por qué no habríamos de transformarnos nosotros que también somos parte de este planeta.

Oprimir “reset” te da la oportunidad de dar un vistazo al pasado, poner en balanza las actitudes que ya no te funcionan, qué nuevas herramientas y experiencias has adquirido para superar obstáculos y posiblemente aplicarlas en el futuro.

Pero he de decirte que sin una buena actitud ante los retos que implica un cambio, será complicado que te adaptes y seguramente extrañarás lo que has dejado. Pero cuidado, el pasado es una trampa para no avanzar, así que mira y agradece lo que tienes hoy y enfócate en lo que sí quieres para ti y tu nueva vida.

Mar_tulum

Creo firmemente que la vida es tan fácil o difícil como quieres que sea. En mi experiencia decidí que esta aventura la viviría al máximo porque no hay nada que perder y sí mucho que aprender. Sin despreciar mi querida ciudad que me dio tanto, no extraño nada el smog, la gente con tanta prisa por las calles o el tráfico, pero sí extraño a mis amigos y familia. Hoy amo andar en bicicleta para ir al trabajo, hacer trayectos de 10 minutos a cualquier parte, respirar aire puro y que mi diversión de fines de semana sea la playa, un cenote, un hot spot de Tulum o ver el sol que despierta detrás del mar y duerme detrás de la selva.

Si lo tuyo no es la playa, date unas escapadas al mar para reconectarte. Pero sobre todo ten en mente que puedes cambiar de una situación que ya no te hace feliz a otra que te dará esa energía para transformarte en lo que quieres ser. Tú eres la única persona que puede elegir sobre tus actos, si donde estás no te hace feliz sólo muévete de lugar.

Susy_Gonzalez1

P.D: Ahora elegí vivir en un lugar donde hay playa, aún no tengo la hermosa casa con vista al mar, ni he publicado mis cuentos, pero escribo para Regina sobre temas que nos inspiren y pongan de buen humor. Se aceptan sugerencias, ¿de qué te gustaría que hablara en esta columna?

Nos leemos la próxima semana.