El significado verdadero de una it girl

kitty

Desde que soy muy chica he visto a través de las revistas como el Vogue o Vanity Fair, a mujeres muy estilosas que me han impactado no solo porque eran guapísimas sino además eran exitosas, tenían vidas fabulosas, eran todo en lo que yo me quería convertir, en los 90 cuando estudiaba la primaria y hojeaba estas revistas en lugar de hacer la tarea me fascine leyendo sobre chicas como Carolina Adriana Herrera, Aerin Lauder, Winona Ryder o las Miller (Pía Getty, Marie Chantal de Grecia y Alexandra Von Furstenberg). Estas mujeres no eran solo socialites o herederas de una gran fortuna, no se limitaron a ser una más en la lista interminable de “trasfound babies”, quizás en efecto si cobraron el anhelado fideicomiso pero ¿saben qué? ¡Lo triplicaron!

Si vamos al diccionario y buscamos el término “it girl”, leemos definiciones como: una mujer joven que ha logrado notoriedad debido a su estilo de vida.

Rudyard Kipling dijo en 1904: “No es belleza, por así decirlo, ni buena conversación necesariamente. Es solo eso’”. Así de compleja y profunda podría ser la definición que nos hace ver hoy a través de las redes sociales y decir ¡me encanta! Cada época ha tenido it girls, cuando mi mama era joven las it girls eran Twiggy, Marisa Berenson o Bianca Jagger; en los 80 Carolina de Mónaco, Brooke Shields y la princesa Diana eran it.

Para ser considerada It Girl en muchas ocasiones dependió de editores de moda, antes Diana Vreeland tenía la última palabra, ella fue la creadora e impulsora de it girls como Veruschka o Diane Von Furstenberg, ¡ah es que antes de Anna Wintour existió Diana Vreeland! pero de eso se los contare en otra entrega.

Después cuando el Hôtel de Crillon relanzo en los 90 el exclusivo Le Bal des Débutantes, de ahí salió otro gran semillero como: Delphine Arnault, Bianca Brandollini, Lavinia Borromeo, Tamara Ecclestone, Lauren Bush, Amanda y Lydia Hearst, Bea Shaffer y más recientemente Ava Phillippe. Muchas continúan siendo no solo muy populares en las altas esferas de la moda y el jet set pero son emprendedoras y han conseguido desde construir imperios hasta ser iconos de estilo.

Hace una década Eugenia Niarchos, Carlota Casiraghi y Margherita Missoni eran el común denominador, hoy por hoy la nueva generación de it girls viene con gran fuerza y vestidas de Dolce & Gabbana. Es como si Stefano y Domenico hayan decidido lanzar al estrellato a un grupo de jóvenes que han tomado por sorpresa al mundo y al Instagram, desde princesas, influencers y top models, todas con las ganas de triunfar y hacerse de un nombre lejos de ser las hijas de…

View this post on Instagram

i’m walking here

A post shared by Kaia (@kaiagerber) on

Lady Kitty Spencer, sobrina de la princesa Diana, Olympia de Grecia, hija de Pavlos y Marie Chantal, su prima Talita Von Furstenberg, Lady Amelia Windsor, sobrina de la reina Isabel II, Cara Delevigne, Lily Rose Depp, Elle Fanning, Kaia Gerber, hija de Cindy Crawford, Pauline Ducruet, hija de Estefanía de Mónaco y obvio Bella y Gigi Hadid.

A través del arma más poderosa para impulsar carreras: Instagram, podemos disfrutar desde cálidos días en el mar hasta el backstage de los eventos de moday hasta saber que ocurre en la legendaria gala del Met, estas jóvenes que van a la universidad e incluso ya cuentan con un título universitario como el caso de Kitty Spencer que estudió Psicología, Olympia de Grecia estudia en Parssons moda y fotografía, Talita Von Furstenberg es alumna de la prestigiosa Universidad de Georgetown, Amelia Windsor incursionara como editora en una publicación de moda británica.

Todas estas jóvenes son el claro ejemplo de como el glamour, el lujo y el título nobiliario no es algo con que conformarse, actualmente las mujeres buscan más y no solo broncearse el verano en los Hampton; mi punto es que ser “it girls” no es solo pertenecer a un elite solamente, cualquiera puede pagar la entrada a un club en Las Vegas, cualquiera puede heredar una fortuna, pero “eso” de lo que Rudyard Kipling habla es definitivamente ¡inteligencia!, no es cuestión de una cara bonita, es cuestión de saber qué hacer y como proyectar esa cara al mundo entero, “it girl” es un movimiento más que una expresión, ya no es un término superficial, quizás un eufemismo para el sex appeal pero yo diría que en realidad se trata de esa mujer con una personalidad arrolladora que no necesita de grandes accesorios ni toneladas de maquillaje para saber que puede conquistar el mundo con solo pertenecer a él, y ustedes ¿podrían ser una it girl?

Por: Eugenia Garavani

Deja un comentario