principeharry

La noticia estos días es que el príncipe Harry tuvo una última llamada con su ex Chelsy Davy, esta fue con el afán de cerrar ciclos y despedirse de la que fue su novia durante siete años; según la revista Vanity Fair la plática fue larga y muy emotiva, incluso Chelsy considero no ir a la boda de Harry y finalmente lo hizo; y mis respetos para la diseñadora de joyas, ver al hombre de tu vida casarse con otra, eso debió dolerle mucho, ya que Harry está muy enamorado de Meghan, incluso se ve más de lo que pudo estarlo de ella o de Cressida Bonas. En fin, se trataba de cerrar ciclos o tener “closure” como dicen los americanos, finalmente Chelsy fue –vestida de Azzedine Alaia por cierto- se mantuvo estoica, aunque por las imágenes pudimos observar que poco le falto para soltarse llorando en medio del sermón del reverendo Bruce Michael Curry.

Principe-Harry-y-Chelsy-Davy (1)

Y la verdad es que Chelsy no es la primera ex novia real que ocupa titulares en la prensa europea, muchos príncipes en Europa protagonizaron grandes romances que tristemente no tuvieron final feliz, por ejemplo: el rey Felipe VI. Si alguien sabe de rompimientos dramáticos ese es Don Felipe. El entonces príncipe de Asturias era el soltero más cotizado de Europa en la década de los 90, y obviamente todas las jóvenes casaderas de España querían con él, y las de la realeza ¡más!

Mientras muchos querían que Felipe se casara con una princesa de sangre azul como Tatiana de Liechtenstein, el hombre buscaba siempre las relaciones más complicadas, su primera novia Isabel de Sartorius era una mujer de la aristocracia, hija de un Marques y que se codeaba en los mismos círculos sociales que Felipe, sin embargo no fue suficiente para los reyes de España, dicen que no les gustaba que sus padres fueran divorciados o que fuera una chica tan independiente, sin comentarios.

Tras esta situación, Isabel continuo frecuentando a Felipe, incluso inicio un noviazgo con un amigo cercano de su ex novio, Javier Fitz-James Stuart de Soto, conde de Montalvo  y pues resulta que se quedó embarazada, en España existe la leyenda urbana de que esa niña llamada Mencia es hija de Don Felipe, el problema es que ese rumor creció mas cuando a pocas semanas de dar a luz Isabel rompió su relación con Javier, fue así que los chismes se acrecentaron, un run run que jamás ha cesado, hoy Isabel continua su vida en Madrid, incluso dicen mantiene una relación de amistad con Doña Letizia, aunque yo lo dudo.

Después de que España entera se ilusiono con ese noviazgo, todo término y Felipe empaco para irse a estudiar a Washington, ahí tuvo un noviazgo con Gigi Howard una americana, pero no progreso, ella hizo algunos reportajes pero quedo en el olvido;  entonces una vikinga de 1.80, ojos azules y rubia cabellera se convirtió en el dolor de juanetes de Don Juan Carlos, de Doña Sofía y hasta de José María Aznar, era Eva Sannum, el gran amor de Don Felipe. La modelo noruega que hoy se dedica a la publicidad, fue durante cuatro años la mujer con la que el Hola captaba a Don Felipe alrededor del mundo, la joven y el actual rey vivieron un amor inolvidable, el recuerdo de Eva continua latente, créanme, cada vez que en mi cuenta de Instagram comparto una fotografía de esta mujer por la que Felipe casi renuncia  a la corona, mis seguidores españoles me hacen los comentarios más impactantes, que van desde “fue su gran amor” hasta “hubiera sido una mejor reina”. No dejan de sorprenderme porque parece que España no pierde la esperanza, aunque sería muy difícil que una reconciliación se diera, Eva está felizmente casada y radica en Oslo.

Sería muy raro que en España ocurriera lo que paso en Inglaterra, cuando el príncipe de Gales se casó en 2005 con la que fuera la mujer de su vida, Camilla Parker-Bowels, en contra de todo pronóstico el príncipe le juro amor eterno a su novia de toda la vida; una mujer que se quedó muy de cerca y que al igual que Chelsy vio desde una banca en primera fila como su príncipe se casaba con otro, Camilla también fue a la boda de Carlos, vestida de gris y con una cara más larga que de costumbre, la única diferencia es que tanto Carlos como Camilla sabían que eran el uno para el otro, en el caso de Chelsy, ella tiene más que claro que el sábado pasado triunfo el amor, el amor verdadero y ella pasara a la historia como la ex novia del príncipe Harry.

Así de complicado es terminar una relación con un príncipe, serás parte de la historia de un país o del Hola y de paso llevaras el mote de la “ex” eternamente, no importa si llegas a la luna o encuentras la cura para el cáncer, cuando tu nombre está vinculado con un miembro de la realeza serás para siempre la “royal ex” y colorín colorado este cuento y el noviazgo se ha terminado.

Por: Eugenia Garavani