it-girl

En esta nueva era de “influencers” la sobrina de la princesa Diana se ha ganado un lugar a pulso ¿quieres conocerla?

La vemos en la primera fila de todos los desfiles de moda y aperturas de los lugares más cool de Londres, es rubia, ojos azules y unas curvas que muestra sin ningún temor. Pero antes de aparecer como imagen de la última campaña de Dolce & Gabbana o de ser objeto de críticas por su muy cercana relación con su primo el príncipe Harry, Kitty y sus hermanos Eliza, Amelia y Louis estuvieron en el centro de una diputa que llevo a sus padres al límite y que se convirtió en una pesadilla mediática para ambos, marcando el destino de la nueva “it girl”.

En 1989 la modelo Victoria Lockwood, una mujer muy atractiva y que comenzaba a despuntar en su carrera, se comprometió con Charles Spencer -hermano menor de la princesa Diana- seis semanas después de haberse conocido. El matrimonio entro en crisis muy poco después de que Charles le confesara a Victoria una infidelidad, justo seis meses después de que Kitty naciera. La pareja intento salvar su matrimonio, procrearon a las gemelas Eliza y Amelia en 1992 y a Louis en 1994. Posteriormente se marcharon a vivir a Cape Town en Sudáfrica para alejarse de la vida pública, todo in éxito.

Una lista interminable de affairs, violencia, drogas y maltrato psicológico se ventilaron en la corte durante 1997, mismo año en que la princesa Diana falleció. Eso sin mencionar la pelea por la custodia de sus tres hijas, quienes se vieron atrapadas en medio de la guerra sin cuartel que Charles y Victoria se declararon.

Charles alego que su esposa era alcohólica y adicta a las drogas, un terrible ejemplo para sus hijos. Tras las acusaciones Victoria admitió a los medios sus problemas con las drogas y dijo padecer anorexia. Tras llevar un tratamiento y vencer sus adicciones, Victoria obtuvo la custodia compartida de sus hijos y se marchó a Sudáfrica donde crecieron felices y lejos de ojo público.

Y fue hasta 2007 cuando hizo su primera aparición pública en Londres, la joven que no tuene muchos recuerdos de su tía Diana, comenzó a viajar constantemente a Londres para compartir más tiempo con su padre y su primos, de ahí que lograra hacer una amistad muy cercana con el príncipe Harry. Pero no fue hasta 2011 que apareció con el reglamentario tocado de Philip Tracy en la boda de su primo William con Kate Middleton, que las cámaras voltearon hacia ella y la comenzaron a comparar con su desaparecida tía.

Pero no crean que esta es como el resto de las socialites, se equivocan, a pesar de que su padre posee una fortuna estimada en los 150 millones de dólares –sin contar el valor de Althorp, su espectacular palacio- Kitty se graduó de la carrera de psicología en la Universidad de Cape Town en Sudáfrica.

View this post on Instagram

Beautiful @bottegaveneta Show 💚 #BVXNY #NYFW

A post shared by Kitty Spencer (@kitty.spencer) on